¡Conformamos el Frente Popular Darío Santillán!

Frente Popular Darío Santillán :  “Avanzar en la unidad”

Desde marzo del 2004 el MTD Aníbal Verón junto al  MUP; la UTL Sur; el  MTD La Verdad, el MRV 26 de Junio; el CP Agustín Tosco y la CTD Aníbal Verón “Trabajo y Dignidad” de F. Varela. venimos conformando un nuevo espacio de coordinación y lucha. Lo que sigue es una reseña de un documento elaborado por el conjunto de las organizaciones que componemos el espacio. Allí, además de hacer una caracterización conjunta de la etapa y del gobierno de Kirchner, se explicitan los acuerdos políticos del mismo. 

Definiciones políticas del espacio

  “Las organizaciones que conformamos este espacio nos definimos como antiimperialistas y anticapitalistas y somos independientes del Estado, de las iglesias, de los sindicatos y de los partidos políticos. Apostamos a una forma de construcción política basada en el protagonismo popular y la lucha de masas y reivindicamos la capacidad de nuestro pueblo para encontrar los métodos de lucha y las formas organizativas adecuadas a las distintas circunstancias históricas (…) Las experiencias más importantes y genuinas que se proyectan como referencia política al conjunto popular, surgen del movimiento de masas y sus luchas, y no de partidos u organizaciones de vanguardia que se sientan por encima de tal movimiento. (…) En este momento político, la lucha por los planes de empleo, por más alimentos para nuestros comedores y por el desarrollo de nuestros emprendimientos productivos es una prioridad para nuestras organizaciones, ya que de esta lucha dependen muchas familias: un plan que cae es una familia que no come, que no paga la luz, que no compra un remedio…  No por eso dejamos de reivindicar la importancia del Trabajo Digno como único futuro posible si queremos conquistar una sociedad justa y solidaria, que no se base en la explotación ni en la marginación del hombre por el hombre”

“Pensamos que la nueva sociedad con que soñamos debe construirse desde ahora, a partir de nuevas prácticas y de nuevos valores: la solidaridad, la confianza, la humildad y el respeto, con el objetivo de crear mujeres y hombres nuevos” afirma el documento y agrega que la democracia interna y la formación de todos los compañeros son elementos esenciales para garantizar la participación real de los trabajadores y el pueblo en sus organizaciones de base.

ANÁLISIS DE LA ETAPA ACTUAL; GOBIERNO DE KIRCHNER.

Tras las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 que pusieron en evidencia la crisis del modelo neoliberal, el bloque dominante se  planteó como objetivo central la  recomposición de las instituciones del sistema, la estabilización del poder político y económico y la reformulación del modelo de acumulación post-devaluación. El gobierno de Kirchner es entonces la expresión de ese intento de la burguesía por recuperar la confianza en las instituciones del sistema político y la continuidad en el país de la aplicación de políticas neoliberales. – el pago puntual de los intereses de la fraudulenta deuda externa y la no revisión de la política de privatizaciones, garantizando los intereses del poder económico y las empresas trasnacionales;  Lo evidenciado por los indicadores económicos que señalan que durante su primer año de gobierno los ricos se volvieron más ricos y los pobres más pobres- reafirman en el texto tal caracterización.

Al mismo tiempo agrega que este gobierno se ha propuesto como objetivo estratégico sacar la protesta social de las calles y desarticular a las organizaciones de desocupados. Se denuncia la ofensiva que el gobierno lleva a cabo contra el conjunto del campo popular, de carácter fundamentalmente político e ideológico, propiciando la división entre las organizaciones populares, aislándolas entre sí y del resto de la sociedad, enfrentando a quienes no estén decididos a ceder ante la extorsión política a cambio de migajas reivindicativas. Esta caracterización se sostiene en la decisión del gobierno nacional de cerrar la inscripción al programa Jefes y Jefas; las caídas masivas de planes de empleo; la falta de respuesta a las demandas de alimentos, infraestructura y atención de la salud en los barrios y la percepción de una creciente criminalización de la protesta social.

    LA UNIDAD

 Las organizaciones nos fijamos como tarea central de la etapa avanzar en la unidad, la cual se divide en dos instancias, Por un lado, unidad en este espacio de quienes demuestran en la práctica una coherencia político-ideológica determinada y por el otro, buscar confluir con los demás sectores en lucha, aunque no se compartan sus proyecciones estratégicas. “ninguna organización por sí sola está en condiciones de liderar un proceso de cambio social en nuestro país. La unidad del campo popular, tantas veces enunciada, deberá verificarse en las prácticas concretas. Ante un enemigo poderoso que cierra filas en defensa de sus intereses debemos desarrollar políticas de unidad a partir de la confianza mutua y el respeto de los acuerdos, dejando de lado hegemonías, caprichos, traiciones, dirigentes iluminados o grandes referentes mediáticos”.

En el último  párrafo, el texto  cierra definiendo la idea de acumulación “Nos encontramos en un escenario político en el que debemos priorizar las tareas de acumulación, lo que implica fortalecer cada una de nuestras organizaciones a nivel territorial y profundizar las instancias de coordinación y de articulación entre cada una de ellas. Desde nuestro espacio apostamos a la incorporación de nuevos grupos y organizaciones que compartan estos acuerdos básicos  con el objetivo de proyectarnos como una alternativa política dentro del conjunto de los que luchan. Para ello será fundamental la discusión y el debate de ideas entre nuestras organizaciones y con otras organizaciones del campo popular”.

¡Ayudanos a difundir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

También puede gustarle...