¿Por qué le decimos NO a la megaminería en Chubut?

Chubut es una provincia con muy pocos recursos hídricos. Para extraer minerales, se utilizan químicos altamente tóxicos, cuyos residuos quedan en “diques de cola” que frecuentemente se rompen y contaminan las napas de agua y grandes extensiones de suelo.
La lucha contra las mineras en Chubut tiene su inicio en el 2002, cuando en la ciudad de Esquel, fruto de la movilización popular, se frenó un proyecto minero para la extracción de oro, con un plebiscito vinculante. A partir de allí, la conciencia ambiental ha ido incrementándose, de la mano de asambleas populares que hay por localidad. Así, en la mayoría de las ciudades grandes e intermedias, como también en los pueblos, hay un sentir y una fuerte conciencia antiminera.
Desde 2003, en Chubut rige una una ley que prohíbe la megaminería a cielo abierto.
Sin embargo, el gobernador Arcioni tomó la decisión de habilitar el extractivismo minero. Ante esta avanzada, el pueblo y las familias han salido a la calle masivamente, en muchísimas ciudades y pueblos de la provincia.
En Chubut hay una pluralidad de resortes económicos, desde el turismo, la empresa de aluminio Aluar, la producción de energías fósiles y renovables, la pesca, la horticultura. La Megaminería es aumento del producto bruto provincial para hoy, y hambre y miseria para las futuras generaciones, ya que agotaría y envenenaría el poco agua que se necesita para las otras producciones.
NO A LA MEGAMINERÍA EN CHUBUT
ARGENTINA TIENE CONDICIONES PARA SER UN PAÍS PRODUCTIVO Y A LA VEZ SOSTENIBLE
¡Ayudanos a difundir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

También puede gustarle...