Basta de injusticia

No hay democracia plena con un Poder Judicial que responde a los poderes concentrados, que no rinde cuentas y que nadie controla.
Desde el FPDS nos movilizamos a tribunales este 1 de febrero para decir: basta de injusticia y de privilegios.
En Argentina el acceso a la justicia parece que fuera solo para una minoria. La justicia no es imparcial ni independiente. Por el contrario, parece estar regida por las definiciones de los poderosos.
Exigimos el fin del lawfare y la democratización de la justicia. La Corte Suprema no tiene legitimidad: elegida por el establishment político, avanza sin rendir cuentas. Mientras tanto en Argentina “la justicia” no existe para los pobres, ni para los trabajadores ni para las mujeres que recorren los tribunales sin obtener respuesta ante denuncias de violencia.
Queremos un poder judicial al servicio de las grandes mayorías, con perspectiva de género y que haga algo tan básico como permitir el acceso a la justicia para todos y todas.
Queremos también, entre otras cosas, que la Corte se exprese sobre las causas injustas que pesan sobre Milagro Sala, presa política que lleva seis años privada de su libertad y que se expida sobre el Fallo Mendoza por el cual el gobierno porteño debería hace más de 10 años garantizar la relocalización de las familias que viven a la vera del Riachuelo.
Es urgente la democratización de la justicia en todos sus niveles.
¡Ayudanos a difundir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email

También puede gustarle...